NUESTROS PROYECTOS

La Biodanza es un sistema vivencial de integración afectiva y desarrollo humano cuya intervención facilita el encuentro  con el otro a través de la música, el movimiento  y el trabajo en grupo, facilitando vínculos, emociones y potenciando las capacidades y competencias personales. Todo es sonido y movimiento.

No entendemos la biodanza como un reto, no pretendemos aprender a bailar, ni a danzar, ni a hacer perfectas coreografías, pero sí bailamos, sí danzamos, sí nos movemos, y así nos divertimos  a través de la expresión corporal. Los niños  y niñas se expresan con naturalidad, espontaneidad y frescura.

Se trata de respetar el ritmo de cada niño y niña, sin ahogar su personalidad, sin  marcar metas,  sin crear expectativas que deban cumplir, sin  fomentar la competitividad. Se trata de permitirles “ser tal cual  son”, “ser ellos mismos”. Por eso,  los ejercicios individuales y de interacción están diseñados para estimular los aspectos saludables de cada niño, las músicas son elegidas cuidadosamente tanto por su semántica musical como por su contenido emocional y sólo se utilizan aquellas capaces de deflagrar emociones integradas al movimiento.

 El desarrollo de la afectividad y la capacidad para expresarla, el contacto con el otro de forma respetuosa y delicada son aspectos importantes para el desarrollo social y emocional de los más pequeños, y como tal, son trabajados con nuestros alumnos  y alumnas en el proyecto de biodanza que desarrollamos en la Escuela.

La estimulación temprana es fundamentalmente  un   proyecto de acompañamiento a los niños y niñas, en el maravilloso viaje de su desarrollo, respetando sus distintos ritmos madurativos, observando e interviniendo precozmente en caso de ser necesario.

El desarrollo infantil es un proceso dinámico que se fundamenta en la evolución

biológica, psicológica y social. Las primeras etapas del desarrollo son especialmente

importantes, ya que en ellas se van a configurar las habilidades perceptivas, motrices,

cognitivas, lingüísticas, afectivas y sociales que hacen posible una interacción con el mundo que les rodea, por lo que es fundamental y enriquecedor poder estimular y potenciar todas y cada una de las áreas

Los Talleres de Estimulación Temprana son  desarrollados por profesionales cualificados, y  en ellos,  a través del juego y distintas actividades, se proporciona a los niños estímulos ricos y adecuados para el mejor desarrollo de todas sus capacidades. Constituyen un momento idóneo para la observación  y análisis  de posibles   conductas de riesgo, y dado el caso,  poder realizar una intervención temprana efectiva.

En La escuela nos gusta celebrar  todas las fiestas y tradiciones que hagan     vivir   a los niños  y niñas experiencias positivas  y enriquecedoras,  vivencias que luego pasarán a formar parte de sus recuerdos, recuerdos en los que les gustará recrearse cuando crezcan.  También intentamos que, desde pequeños, vayan  conociendo el origen de cada una de ellas independientemente de dónde  vengan, para  así,  ir creando ese poso  cultural que les permitirá disfrutarlas y celebrarlas  con sentido cuando sean mayores.

Nos gusta  crear en  las familias  un sentimiento de pertenencia  a la  escuela que les haga sentir que son   parte de ella, por ello a lo largo del curso organizamos y celebramos actividades especiales y talleres para compartir juntos.

Éstas son algunas de nuestras actividades especiales y celebraciones que compartimos: Taller de bienvenida, Taller de otoño, Día de la Castañera,  Halloween, Taller navideño y merienda, Visita de Papá Noel, festival de Navidad con la visita de los Reyes Magos, actividades de biblioteca y teatro, Taller y fiesta de Carnaval, tardes de convivencia y merienda con los abuelos, Gymcana de pascua y merienda con la mona, Día de las mascotas, Biodanza en familia, Concurso de Ninots, Cremá de nuestra hoguera…

El proyecto se basa fundamentalmente en el VÍNCULO EMOCIONAL  que se establece entre el perro y el niño/a.  Esta conexión permite que la motivación en cada una de las actividades aumente y con ello, la relajación, atención, interés y concentración. Además se  fomenta  desde  edades tempranas el respeto y cuidado de los animales con responsabilidad.

 De manera transversal, esta actividad fomenta el desarrollo emocional y social de los pequeños/as, puesto que el vínculo afectivo que surge entre éstos/as y el perro, fomenta la empatía y con ello se establecen las bases para la futura creación de vínculos afectivos también con otras  personas.

Las sesiones se estructuran metodológicamente de forma estable, comenzando por trabajar el vínculo, actividades específicas tanto de psicomotricidad, coordinación oculo-manual, estimulación sensorial, conceptos básicos…, terminando con actividades de animación lectora. 

El proyecto está desarrollado en nuestra escuela por el equipo de profesionales de Humanymal Terapia Asistida con Animales  https://humanymal.es/ . 

El equipo está compuesto por binomios formados por un profesional titulado superior y un perro de intervención. Los perros participantes, como elemento clave del programa son evaluados y certificados por Consellería acreditando que tienen el temperamento, sociabilidad, entrenamiento y las habilidades adecuadas para disfrutar de la compañía de los niños y niñas. Además cumplen con todos los requisitos sanitarios exigidos por le legislación vigente referente a perros de terapia y asistencia. 

 El perro es el acompañante ideal para el desarrollo de todo tipo de actividades porque:

  • A los niños les encantan  los perros y a los perros los niños, unimos dos compañeros naturales de juegos y aventuras. Ambos disfrutan con su sola presencia creando un entorno cálido,  acogedor y confortable que favorece el aprendizaje.
  • Ayuda a relajarse, creando un  espacio  cómodo, seguro y exento de estrés.
  • Deja que el niño/a vaya a su propio ritmo.
  • Es agradable, lo pueden acariciar, tocar, abrazar…
  • Es el elemento diferenciador y estimulante  que hace tan especial la actividad.

¡En definitiva es divertido y diferente!

Relacionarse con la naturaleza es un fuerte estímulo cognitivo y psicomotriz del desarrollo infantil y la mejor oportunidad para jugar, explorar los límites del mundo y de uno mismo y reforzar el sentimiento de pertenencia positiva al mundo que le rodea.

La naturaleza ofrece muchas oportunidades de observación y experimentación  que fomentan  la capacidad de concentración el aprendizaje por descubrimiento como sujeto activo del mismo y es donde se ponen a prueba todos los sentidos. 

El huerto de la escuela es el lugar idóneo para desarrollar la capacidad de asombro, que es la que estimula el deseo de aprender.   Los niños tienen un sentido del asombro admirable y son capaces de sorprenderse ante cosas muy pequeñas y que forman parte de lo cotidiano. Ese sentido de asombro es lo que los lleva a descubrir el mundo, porque les genera más curiosidad, y esta les pone en marcha la autonomía para entender los mecanismos naturales de los objetos que los rodean, a través de su experiencia, por deseo propio.