“VERDE SOBRE AZUL”: NUESTRO PROYECTO DE BIODANZA.

La inteligencia emocional comprende capacidades básicas como la percepción y canalización de la propia emoción o la comprensión de los sentimientos de los  demás. Actúa sobre nuestro comportamiento y personalidad. Estas capacidades básicas que nos permiten tener confianza en nosotros mismos y  saber disfrutar de la relación con otras personas, se van formando desde los primeros años de vida. Profundizar en los rasgos y en la construcción individual y social de las emociones de los niños es fundamental en la educación infantil. Por ello, utilizaremos la Biodanza como herramienta para trabajar el desarrollo emocional desde pequeños, de ahí la importancia de incluir esta actividad en nuestro proyecto educativo. Consideramos que cuanto más temprano se inicien nuestros  alumnos en la Biodanza, más posibilidades tendrán de hacer su cuerpo emocialmente  “inteligente”.

Cuando hablamos de Biodanza hablamos de:

FotorCreated

 

En definitiva, hablamos de un conjunto de vivencias que les ayuda a crecer como niños felices, espontáneos y sociables.

Pero, ¿Qué es la Biodanza?

El prefijo “Bios” significa vida y “Danza”, movimiento pleno de sentido. Danzar es mucho más que mover brazos y piernas bajo el estímulo de un ritmo. Permite conocer nuestro propio cuerpo, ampliar la capacidad de expresión y comunicación, proporcionando autoestima. Danzamos la alegría, la tristeza, el miedo, la esperanza… en un ambiente cordial y agradable. De esta forma, podemos decir: “Biodanza es expresión máxima de vida en su plenitud y alegría”

La Biodanza es un sistema vivencial de integración afectiva y desarrollo humano cuya intervención facilita el encuentro  con el otro a través de la música, el movimiento  y el trabajo en grupo, facilitando vínculos, emociones y potenciando las capacidades y competencias personales. Todo es sonido y movimiento, danzando, jugando, vibramos en un mundo de armonía que nos lleva a nosotros mismos.

La Biodanza colabora en el aprendizaje y desarrollo de las funciones vitales, que son las vías de expresión de nuestros potenciales genéticos. En los niños se desarrollan cuatro potencialidades:

  1. Vitalidad: Los niños son vitales  por naturaleza, sólo se trata de  ordenar y dar sentido a sus movimientos, trabajando así la coordinación y todas las posibilidades de movimiento y desplazamiento por el espacio.
  2. Creatividad:  Todos los niños son creativos, sólo hay que ayudarles a encontrar el camino para serlo.
  3. Trascendencia: Aprender a saber lo que sienten y lo que necesitan.
  4. Afectividad: Ser capaces de mostrar cariño y respeto a todo y a todos.

¿Qué esperamos de la Biodanza?

Biodanza en la Escuela

 

No entendemos la biodanza como un reto, no pretendemos aprender a bailar, ni a danzar, ni a hacer perfectas coreografías, pero sí bailamos, sí danzamos, sí nos movemos, y así nos divertimos  a través de la expresión corporal. Los niños se expresan con naturalidad, espontaneidad y frescura.

Se trata de respetar el ritmo de cada niño, sin ahogar su personalidad, sin  marcar metas,  sin crear expectativas que deban cumplir, sin  fomentar la competitividad. Se trata de permitirles “ser tal cual  son”, “ser ellos mismos”.Por eso,  los ejercicios individuales y de interacción están diseñados para estimular los aspectos saludables de cada niño, las músicas son elegidas cuidadosamente tanto por su semántica musical como por su contenido emocional y sólo se utilizan aquellas capaces de deflagrar emociones integradas al movimiento.

 

¿Qué  trabajamos y qué beneficios nos aporta la Biodanza con los niños?

  • Proporciona experiencias de afecto, solidaridad, tolerancia y respeto en un clima de apoyo mutuo.
  • Hace aflorar la naturaleza esencial de cada niño.
  • Desarrolla su identidad y autonomía personal. Es el grupo, el que le ayuda a saber quien es como individuo único e irrepetible.
  • Favorece la integración al grupo, indispensable para relacionarse con los otros de igual a igual, sin ser avasallados y sin imponerse, fomentando el desarrollo de la empatía.
  • Promueve la confianza, la seguridad, la autoestima y mejora las relaciones interpersonales.
  • Ayuda a la autorregulación y autocontrol. Mediante el conocimiento personal y del otro, conocen sus propios límites, no por imposición externa, sino como resultado de su vivencia personal y así entienden las normas como una ayuda, no como obstáculos o prohibiciones.
  • Facilita la expresión afectiva mediante el proceso de integración acción-emoción.
  • Desarrolla  la capacidad de jugar creativamente porque pueden utilizar su cuerpo para expresarse a través del movimiento, la acción y las emociones, facilitando la comunicación consigo mismo y con los demás. Conduce la vitalidad hacia la expresión creativa.
  • Favorece el reconocimiento, la expresión y la gestión de las emociones.
  • Mejora la percepción del cuerpo y las destrezas motoras. Desarrolla el equilibrio, la flexibilidad, la coordinación, el ritmo.
  • Refuerza la actividad cognitiva a través del estímulo afectivo.
  • Estimula la concentración mediante el disfrute del movimiento integrado.
  • Promueve la capacidad de escucha y  atención.
  • Favorece la autodisciplina y la concentración.
  • Crea un clima favorable para la comunicación y expresión.
  • Trabaja el contacto  personal y afectivo con acciones que  proporcionan calidez y confianza, como caminar de la mano,   bailar juntos,  andar con los ojos cerrados guiados por un compañero,  dar un abrazo al amigo,  relajarse apoyado  sobre otro… en definitiva acciones que hacen disfrutar de las relaciones interpersonales, generando confianza mutua. Si desde edades tempranas se trabaja el contacto físico con respeto, reconocerán  y reaccionarán  si en algún momento, se sienten físicamente agredidos.
  • Relaja el cuerpo y la mente. Les ayuda a activarse y desactivarse.
  • En resumen, facilita la relaciones humanas, la integración social y el bienestar del individuo.

biodanza 002

 

 

Ahora entendemos un poco mejor el sentido de la frase: Biodanza  es expresión máxima de la vida en su plenitud y alegría. No sabemos hasta dónde llegaremos, pero lo vamos a intentar con nuestro Proyecto de Biodanza “Verde sobre Azul” de la mano de nuestra seño Trini, monitora titulada, responsable y coordinadora  del Proyecto.

 

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce la operación de seguridad antispam *