A veces se necesita muy poco para divertirse: amigos, un poco de césped, una cuerda o unas piedrecillas pueden ser suficientes. Para entretener, incluso a los niños que se aburren en la ciudad, hemos preparado una selección de los mejores juegos al aire libre para niños. ¿A qué estás esperando? Continúa leyendo porque recordarás muchos de los juegos clásicos de tu infancia. ¡Toma nota!

El juego del pañuelo

Se deben formar dos equipos de al menos 4 jugadores cada uno. Cada miembro de un equipo se debe identificar con un número: 1,2,3… De tal forma, cuando el que porta el pañuelo en la línea media dice el número, el niño de cada equipo debe salir corriendo a por el pañuelo y regresar al punto de salida. ¡Ojo! Si un equipo persigue y alcanza a su oponente tocándole, ha ganado.

Brilé o balón prisionero

Básicamente, tienes que formar dos equipos y dividir un campo de juego (puedes utilizar mochilas o las cazadoras del colegio para marcar los límites del terreno). La clave está en que un equipo lance una pelota y esta toque a un adversario del equipo contrario sin tocar el suelo. Si el balón toca a un oponente, éste quedará prisionero del equipo contrario. Si un compañero intercepta y bloquea la pelota, es liberado. De este juego, uno de los juegos al aire libre para niños más divertidos y populares, hay muchas variaciones, incluido el balón prisionero circular o el gol balón prisionero.

Cuatro esquinas

Para este juego necesitamos 5 jugadores: los 4 que ocupan las «esquinas» y uno que está en el medio. El objetivo es pasar de una esquina a otra sin que tu lugar sea ocupado por el jugador del medio. Quien se queda sin esquina, va al centro.

La carrera de la oruga

Ideal cuando tienes que organizar a muchos niños, por ejemplo, durante una fiesta de cumpleaños en el parque. Forma dos equipos, cuyos componentes deben colocarse uno detrás del otro sin tocarse, para formar la oruga. Pon un balón o un globo entre ellos que no podrán coger con las manos. Las orugas tendrán que comenzar a moverse hacia la meta, tendrán que evitar que los balones o los globos caigan en el trayecto. El equipo que primero llegue sin que caiga ningún balón, gana.

Carrera de sacos

Se trata de uno de los juegos al aire libre para niños más populares. Prepara tantos sacos como jugadores. Una línea de salida y llegada hará el resto. La diversión está asegurada, puedes utilizar incluso fundas de almohada.

La Rayuela

Existen varias formas de pintar la rayuela en el suelo. Sin embargo, la más común es pintarla con tiza en forma de cuadrados. Se pinta un cuadrado con el número 1 dentro, y así sucesivamente hasta el número tres. Cuando llegamos al 4 se pintan dos casillas, una al lado de la otra con el número cuatro y otra con el número cinco. Después colocaremos un cuadrado con el 6 y volveremos a dividir la línea en dos casillas con el siete y el ocho. Después, otro piso con el cuadrado del nueve, seguido del diez.

Se tira una piedra pequeña que deberá caer dentro del cuadrado. Se tiene que alcanzar saltando de casilla en casilla a la pata coja, después regresar a la línea de salida. Sólo en las casillas dobles se pueden apoyar ambos pies. Se repetirá la operación desde el número uno hasta el diez. El objetivo es tirar la piedra hasta completar todas las casillas.

Estos son algunos de los juegos que podrás disfrutar en verano, y que además podrán llevarte a tu infancia de nuevo.

¿Cuál es tu favorito de estos Juegos infantiles para el verano?